Follow by Email

sábado, 9 de julio de 2011

AVAL DEFINICION

Se pueden distinguir 3 tipos de avales:
  1. Aval Económico:La entidad financiera responde de un pago aplazado, ya sea originado por un alquiler, una compraventa, pagos a Hacienda, etc....
  2. Aval Técnico: Responde economicamente del incumplimiento de compromisos de naturaleza no económica. El caso más claro suele ser la adjudicación de un contrato público. Para participar en estos concursos públicos se suele exigir la figura de un preaval.
  3. Aval Financiero: La entidad financiera garantiza el pago de un instrumento financiero, p.ej. letras, pagarés, etc...
  4. Créditos documentarios: Son avales que se dan generalmente en el ámbito internacional, en operaciones de imporexpor. La entidad financiera garantiza que, de cumplirse una serie de condiciones por parte del exportador se compromete a pagar. Y como el exportador normalmente no conoce a este banco, que es del importador, esa garantía se articula a través del compromiso de un Banco del país del exportador. A grandes rasgos y explicado de un modo vulgar.
Evidentemente para el común de los españoles, el aval más usado es el económico, especialmente el dirigido a garantizar un alquiler, y en menor medida el que garantiza compromisos de pago con Hacienda.

Desde un punto de vista del coste es sustancialmente diferente a un préstamo. La entidad financiera no traslada dinero a nadie. No hay una referencia de un tipo de interés. Es un servicio, como una transferencia. Pero un servicio que implica riesgo ( y en mi opinión más que un préstamo). Como tal servicio, las tarifas MÁXIMAS son las recogidas en su manual de tarifa recogido ante el Banco de España. Las comisiones de los avales cambián según el emisor, pero la estructura es idéntica.

La estructura de costes de un aval queda clara: una comisión por formalización (en este caso de 0,5%) y una comisión trimestral por riesgo de, depende el tipo, entre el 1 y el 1,5%. Por cierto que en el mundo del aval, es muy frecuente hablar en tantospormiles tantosporcientosen vez de en. Así, un aval económico de 30.000 euros tendría un coste de apertura de 150 euros y unos coste anual por riesgo de 1200 euros(300x4). Habría que añadirle el coste de la intervención del notario que suele ser de un 0,3%.

¿Cómo se documenta? El cliente, o más bien el acreedor del cliente, pasa el borrador del texto del aval al Banco. Más o menos viene a decir: El Banco tal avala a fulanito de cual por la cifra de x euros en las obligaciones derivadas del contrato x.....etc Este lo analiza, y en función de la calidad del cliente emite un documento privado a tal fin. Por otra parte, su cliente deberá firmar lo que se conoce como un contraaval en el notario, donde reconoce que se le ha otorgado dicho aval y básicamente se compromete a responder ante cualquier eventualidad.

Lo cierto es que es una operación con un riesgo superior a la de un crédito por igual importe. Y es que en un préstamo, se va viendo la evolución y el riesgo va disminuyendo si va bien. Aquí no. El riesgo permanece durante toda la vida del aval(es muy importante fijar los plazos, tanto de la obligación principal así como del derecho a ejecutar el aval por parte del beneficiario del mismo). Y muchas veces, el Banco debe analizar conceptos que no le competen, como la capacidad técnica de una empresa para llevar a delante una contrata pública. Por ello, muchos Bancos son remisos a darlos, salvo que se garanticen con un depósito en efectivo o valores equivalente. Han surgido cooperativas de empresas especializadas en darse avales, las llamadas sociedades de garantía recíproca. Eso si, desde el p.v. del negocio son sumamente golosos, especialmente los créditos documentarios.

Para acabar, mencionar una clausula que se suele utilizar mucho en los avales en alquileres y es peligrosa. Es la llamada "a primer requerimiento", y consiste en que el Banco esta obligado a pagar bastando con que así lo solicite el beneficiario del aval, sin que este tenga que acreditar ningún incumplimiento.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada